Prima Karla

Hace una semana se celebró una cumpleaños en la casa de mis tíos, y mis primos. Los cuales viven a una hora de la pequeña ciudad en la que vivo. Mis tíos tienen dos hijos. Beto y Fernando. y por si fuera poco una prima llamada Karla por parte de la hermana de mi tía, que aunque no viven juntos pero si a una cuadra de su casa. En fin. Eran las 4:30 cuando nosotros tocamos la puerta, como los invitados principales de la familia, mi mamá, papá y mi hermana pequeña de 7 años. Al abrirse la puerta no me imagine que fuera ella quien nos recibiría. ¡Dios Santo! Se veía muy sexy, atractiva, pero sobretodo muy rica. unas sandalias muy elegantes, unos pesqueros bien ajustados, de tal manera que se ajustaran a la perfección en su entre pierna. y una blusa común y corriente, pero le quedaba bien. Aunque no es atlética ni modelo, si cuidaba sanamente ese cuerpo que cargaba. Sus cuervas me hacían arder. Sus tetas, muy ricas, no eran ni chicas ni grandes. y su trasero, se veía bien definido, redondo y parado. Estaba tan buena que me daban ganas de hacer mil cosas que ni ella podría tener en mente a su edad. Ella tiene 24 años. y bueno yo 22.
continuo. Al saludarla, solo al toque de la cintura y le di un beso en su mejilla. ella únicamente rodeo mi cuello con su brazo, dándome un beso y mini abrazo diciéndome: -primo, hola. a lo que yo le respondí con un “hola”. Todos se saludaron, mis primos, tíos, entre algunos invitados. Yo me dirigí a saludar a mi prima de 8 años, la cual estaba merodeando por ahí. -Renata! me acerque a ella y la cargué dándole un beso en su mejilla. Al parecer estaban jugando a las traes. A todo esto me recordó a Karla, cuando juagábamos a las escondidas, futbol, nadábamos. Todo eso quedaba atrás, lastima que no se pueda aprovechar ahora para estar más tiempo asolas con ella. en ese momento tan pensativo, llego ella y me abrazo diciéndome: ¡holis!. solo reí y le pregunté ¿te acuerdas cuando solíamos jugar a esto? a lo que ella me respondió: -si lo recuerdo bien, ¿Qué cosas no? -así es y ¿Qué has hecho, como te ha ido en la uni? le pregunté al tiempo en que aproveche para rodarle la cintura con mi brazo izquierdo. – bien ya estoy terminando la carrera, contesto acostando su cabeza en mi hombro. somos de la misma estatura, ella 180 y al parecer le gano un poco, quiero suponer que yo mido 1.84 u 85. Ella estudia derecho y bueno. Nos quedamos un buen rato conversando. ¡vénganse! gritó mi tía, su mamá. Vente, vámonos a comer, luego seguimos platicando. sin decir nada, esperé a que avanzara para poder admirar ese lindo y rico trasero que tiene. Estaba buenísima, anhelaba cogérmela, lamerla, tomarla de la cintura y untar mi miembro en su traserito. Todo esto era para mi imposible en esos momentos. Durante la comida se sentó frente a mi, junto a su mamá y su hermana (Renata). no verla era imposible, sus labios definidos, piel blanca y un cabello lacio. bellísima para mi, enserio. no estaba muy maquillada, solo pequeños retoques, pero sin mentir ella es de esas chicas que se ven muy bien sin mucho maquillaje. al terminar de comer, solo dije “buen provecho”. tomé mis platos, pasé a la cocina y me dirigí a una de las recamaras para ver la tele. Desde la cocina observe como Karla hacia lo mismo, y sin esperarla seguí mi camino pero de tal manera que me viera a donde iba. La casa tiene muchos cuartos, por lo que me fui al más alejado del ruido. Al llegar ahí, oí unos pasos que venían cada vez más rápidos, giré para ver quien era, y en tan solo un parpadeo mi prima me saltó encima, gritando al mismo tiempo

¡¡primo!!. No me la esperaba de esa forma, pero me encantó. Sentir su peso, sus pechos sobre mí, sus piernas rodeaban mi cintura. Que momento, en verdad. – ¿qué haces aquí?, preguntó. Yo lo único que le conteste fue “pues veré que hacer alejado del ruido”. me gustaba el aroma que tenía, era un perfume muy rico. A lo que fui directo y le dije: “oye hueles muy bien, sabes. Me gusta tu aroma”. La verdad no esperaba que contestara de la siguiente manera, y yo creo que no fue tonta al observar como la miré cuando llegamos. Me preguntó ¿solo te gusta eso? ¿mi aroma?. El aliento se me había ido y mi corazón latía rápidamente, no sabia que decir pero lo que si quería es que supiera que sentía una gran atracción hacia ella. así que no lo pensé más y si ella estaba siendo así conmigo yo también lo haría, así que le contesté: “prima, seré directo así como tu lo estás siendo conmigo y es que me encantas, te he tenido una grandes ganas de cogerte. De hacerlo contigo. Las palabras salieron por si solas al igual que los besos en su cuello. Me abrazó y me dijo: si, yo igual siempre me has gustado y quiero que me lo hagas, que me hagas lo que quieras. No lo creía, esto se estaba volviendo realidad, en tan solo un día. La cargué hasta la cama y la tumbe. se sentó y me empezó a desabrochar el pantalón, lo bajó y al ver mi bóxer mi verga ya estaba erecta. ¡dios primo! la tienes dura! lo tocó y le dio un respiro. “quiero meterlo a mi boca” yo solo el dije “hazlo”. Apoyé mis manos sobre su cabeza y me bajó el bóxer rápidamente. Mi pene chocó en su rostro y en menos de un segundo lo metió a su boca. ¡riquísimo! me lo chupaba muy bien, rodeándolo con su lengua. frotándolo y lamiendo mi punta. En verdad que me la mamaba muy rico. Me gustaba como lo succionaba, dios parecía que estaba bebiendo de mi, sus labios resbalaban en mi duro y venoso miembro. Puso sus manos en mi cadera, sacando su lengua y abriendo más su boca llevando mi pene hasta su garganta. “prima lo haces estupendo” le dije. sentía que me venía. Mi glande rosaba su paladar y se bajaba hasta su garganta. bajé la mirada y sus ojos estaban llorosos, parecía como si quisiera llorar. Pero no hice caso porque eso me excitaba de maravilla. Lo saco y lo escupió y se lo volvió a meter lentamente. “hazlo así preciosa” le dije. Hasta que por un momento con mi mano empaje su cabeza asía mi para meterlo más y dejarlo por un rato, jamás había sentido algo así, no aguanto mucho, solo 7 segundos y lo sacó rápidamente para respirar. Se levantó y me dijo: “ahora te toca mi amor, ven acá”. Me quité el pantalón desesperadamente al igual que el bóxer. Se recostó y se levantó la blusa hasta su ombligo dándome a entender que le siguiera yo. Levanté su blusa hasta quitársela, le di un beso introduciendo mi lengua en su boca mientras se desabrochaba su pantalón. Separé mis labios y comencé un camino que bajara hasta su calzoncito. le di besos por todo su cuello, y al llegar a sus pechos, arranque el brasier desesperadamente. Pensé que se enojaría pero no hizo caso. Estaba muy excitada, solo me acariciaba el rostro. Karla me gustan tus pechos, le dije. -si! ¿te gustan? chúpalos, succiónalos, son para ti mi amor, tócalos, muérdelos si quieres. su pezón estaba duro, estaba tan rica, que succionaría lo que saliera de ahí. Moría por hacer todo eso. roce mis labios sobre su punta y resbalaba mi lengua creando pequeños círculos en su areola, mientras mi mano derecha acariciaba su sexo por arriba del pantalón,¡dios! se sentía caliente y húmedo. bajé a su ombligo y metí mi lengua. luego llegue a esa parte más rica. Al tener ya abierto el pantalón, levante su culo y con mis dedos agarré su pantalón y su calzoncito blanco. Flexione sus piernas y dejé al aire su rico y hermosa vagina toda húmeda. Puta madre, dije. estaba mas rica que nada. quería todo de eso, probarla, meter mi lengua por esos dos orificios que tenia en frente de mis ojos. me incline hacia su vagina y saque mi lengua, recorriéndola por su ano hasta su clítoris. sentí su respiro al hacer eso. ¡dios! esto es un sueño, dije. me éxito cuando empezó a mover su lindo ano de adentro hacia afuera, me volví a acerca y presione con mi lengua en esa parte. quería probárselo, estaba tan rico. le quite las sandalias y su pantalón y calzoncito y al dejé desnuda. se abrió más y ahorita si estaba totalmente abierta para mi. Que rico culo y vagina tiene. le di un beso en su ano y subí a su vagina. recorriendo toda mi lengua haciendo que entrara entre sus pliegues. Solo escuchaba como jadeaba muy lentamente. en ese momento, abrazo mi cabeza con sus piernas, evitando que me detuviera. al estar en su clítoris, lo empecé a lengüetear lentamente, creaba círculos a su alrededor, se estaba poniendo cada vez más duro y sus jadeos eran más fuertes de ella combinándolos con mi nombre ” ¡¡¡si Carlos! así!!! ¡sigue!!! esto me generaba tanta excitación. Abrí más mi boca y comí de ella, su rica vagina, su conchita toda recortada, ni un bellito tenía. era poco, comencé a succionar su clítoris y ahora si eran jadeos los que daba, miré hacia su rostro y tenia su boca entre abierta y sus ojos un poco cerrados, y totalmente abierta de su culo y vagina. comencé a jalar su clítoris con mis labios y succionando. Que rico, se sentía tan rico comer de ella. lamia todo su sexo húmedo y mojado, chorreaba se sus flujos y de mi saliva. cambia el ritmo y fui más rápido, comencé a lengüetear con la punta su clítoris, y no resistía. sus manos tapaban su rostro, se tallaba la cara desesperadamente. y me decía: si!!! no pares!!! carlos!!! así!!! sigue!!! así mi vida!!! chúpame!!! en verdad me sentía bien al decirme todo esto, me incitaba a seguir. La verdad no había hecho esto. Enserio dejé de ser virgen hasta que pasó esto. Tampoco sabia si ella era virgen, pero no importaba estaba conmigo ahora. Me detuve y paré la oreja, encaso de alguien viniera. Nada. Me paré de la cama y cerré con llave la puerta. Volví a la cama y me hinqué y la jalé de los brazos. quedando abierta sobre mis piernas mi miembro rosaba su mojada y rica vagina. “quiero metértelo” dije. – ¿pero tienes preservativo? preguntó. a lo que le conteste: yo no sabia que sucedería esto. no dijo nada. “vamos no seas así, prometo que no me vendré dentro de ti” le suplique. – no lo se Carlos, me contesto. mientras estábamos así sin hacer nada la comencé a estimular por detrás. mis manos cubrieron su trasero y lo comencé abrir de tal manera que empecé a rosar mi dedo de en medio sobre su ano. que rico le dije!! no contestaba, pero se dejaba. Forme círculos, le frotaba, y se lo metí. metí mi dedo en su rico ano. hasta que estuviera todo dentro de ella. al hacer eso se levanto tantito y volvió a bajar. -sigue, me dijo. con un tono suave. Se lo metía y se lo sacaba, que rico se sentía, la verdad. con la otra mano, la izquierda. la abrace de la espalda y me acerque más. Los dos quedamos pegados frente a frente. Comencé a besar su cuello, y ella solo estaba abrazándome. saque mi dedo y agarre mi verga, y se la unte en su vagina. ¡dios! era perfecto. Era una sensación tan rica. riquísima diría yo. No aguantaba más, quería introducírselo, quería penetrarla fuerte, que lo sintiera todo dentro. la cargue y con la mano, con al que frotaba su ano, agarre mi miembro, y lo fui metiendo lentamente. no dijo nada, pero me abrazo fuertemente. no pensé pasar por esto pero no me arrepentiría por nada del mundo. que bueno que surgió esa fiesta. ¡me gusta! dijo. y le dije ¿te gusta?, a lo que solo me contesto: cógeme. quiero que me cojas. Después de escuchar esa palabra, todo estaba hecho. me acosté sobre ella, y la penetre lentamente. Estaba mojada, se sentía suave y rico. ¡si!¡así! me gustaba tanto que lo hice más rápido. ella solo decía: ¡si!! si!!! si!!! hazlo así!! que rico!! que rico me coges!! sus palabras me daban ánimos de seguir. me abrí mas para que mi pene se agrandara y si, lo metí más, todo estaba dentro de ella. Ella me abrazo la cintura con sus piernas y me susurraba: ¡¡cógeme así!! fuerte!!! quiero que me lo metas!!! así!!! no se, era hermoso todo esto. pero no solo quise metérselo sino también frotarle el clítoris, quería yo que viera lo excitado que estaba y las ganas que le tenia. Así que me separe un poco de ella, y con los dos dedos índice y de en medio que apenitas y alcanzaba le empecé a frotar. dios se puso como loca. se encorvó y me decía: dios que rico!! me gusta!!! sigue así!! siento que me vengo!! ayy!! estaba cansado ya, pero quería terminar, quería que se viniera, si lo hacia. nos besábamos, le chupe los pechos. La abrace de nuevo y comencé a introducir mi dedo en si ano y empezó a moverse rápido diciéndome ¡¡si mételo así!!, estaba totalmente excitada, sus caderas iban de atrás a adelante muy rápido. Enserio fue lo mejor. yo ya estaba a punto de explotar, y le dije. pero nunca pensé que dijera que me viniera en ella. y lo si no mal recuerdo me lo dijo así. “oie quiero venirme ya Karla estoy a punto”. -si!! vente!! hazlo!!! quiero que te vengas dentro de mi!! esto me genero muchísimas ganas de hacerlo y así lo hice. antes de venirme lo que me dijo fue que quería venirse conmigo así que me dijo “espera quiero que lo hagamos juntos!! y me dijo más: ¡¡frótame!! ¡¡quiero venirme contigo!! ¡¡hazlo!! comencé a masturbarla, frotando lo más que pude su clítoris, y si. se estaba viniendo al mismo tiempo en que me decía ¡¡que rico!! ¡¡ me vengo!! ¡¡me estoy viniendo!!¡dios! fue lo que grite cuando yo también lo hice y me salió todo dentro de ese rico cuerpo. la verdad, fue hermoso todo esto. Terminamos muy agotados. Y lo que más me sorprendió es que nadie se dio cuenta de esto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: