¿Hay infraestructura para el turismo en Coatzacoalcos?

baches

Colonias inundadas, calles rotas, peligrosos hoyancos por todas las vialidades, tapas de registros faltantes, drenaje pluvial que se confunde con el sanitario e innumerables problemas de la urbanización salen a la luz con cualquier lluvia menor en Coatzacoalcos.

Un recorrido en días pasados sacó a la luz las innumerables irregularidades urbanas que padecen todos los días los habitantes de Coatzacoalcos. Irregularidades que tienen una característica en común: la presencia de obras públicas de mala calidad. Esto aunado a la falta de planeación urbana y la omisión de algunos reglamentos dan por resultado que Coatzacoalcos tenga más problemas para resolver que lo que tiene para ofrecer al habitante y al visitante.

Las áreas de atractivo al turismo se reducen a tres: el faro de Allende, con el único museo abierto regularmente y una reducida pero agradable zona de conservación ambiental.

La segunda zona es a todo lo largo del bulevar costero, cuya obra padece significativos descuidos y que arriesga a los paseantes en las épocas de vientos y lluvias: no ha existido una estrategia para fijar las arenas de las dunas, que con el menor viento se desparraman encima de la vialidad que –paradójica- mente– es la única que comunica el oriente y el occidente de la ciudad.

La tercera zona turística es la más problemática: la congregación de Barrillas, zona limítrofe con el municipio de Pajapan y que cuenta con las aguas de la laguna de Minzapan, más conocida como “laguna del ostión”. Esta zona turística, que es un lugar común para el esparcimiento de habitantes y visitantes, está comunicada por una peligrosa carreterita de dos carriles angostos, sin acotamientos mal pavimentada, con topes que parecen cráteres, sin señalamientos y con el peor de los tráficos de toda la región sur de Veracruz.

Esta carretera refleja la poca atención de las administraciones públicas para con la población: fue planeada hacia 2001, cuando la ruta hacia Barrillas estaba poblada por ranchos de particulares y un seminario de la Iglesia. Se aceptó dar permisos para que un desarrollador de vivienda construyera un fraccionamiento para escasas 3 mil viviendas. El desarrollo tardó en poblarse y la carreterita era muy suficiente. Todavía hace 10 años había cosa de 7 mil casas.

Hoy en día la carreterita da servicio a 5 colonias súper pobladas: Veracruz, San Martín, Santa Martha, Dunas y Ciudad Olmeca. Juntas suman casi 50 mil habitantes. Esto produce el gran problema de que es insuficiente la única vía de comunicación, cuyo carril de entrada se ve obstruido por topes y baches que forman largas filas de vehículos, con más de dos kilómetros de longitud en las horas pico.

Lo mismo sucede en las mañanas, que las hileras de topes, hoyos y baches anegados por aguas siempre en fuga, además de las lluvias, forman filas de vehículos que llegan a tener tres kilómetros de longitud. Los accidentes son frecuentes y no pasa fin de semana sin consecuencia fatales. Así no es posible fomentar el turismo para estas rutas, pero tampoco es posible para los habitantes tener una vida libre de sobresaltos, condenados por las administraciones públicas a la marginalidad e inseguridad vial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: