Crisis se cobra nuevos recortes de empleos y desploma al petróleo

La recesión que se extiende por Occidente provocó el miércoles una imparable destrucción de empleo en Estados Unidos, Italia y España, mientras el barril de petróleo cayó por debajo de 45 dólares y en la Eurozona se esperaba el jueves una nueva rebaja de las tasas por el Banco Central Europeo.

El mercado laboral sigue deteriorándose de forma imparable en Estados Unidos, donde el sector privado eliminó 250.000 puestos en noviembre, confirmando que la primera economía mundial entró en la fase más brutal de la recesión.

El Libro Beige de la Fed estadounidense constata que en octubre-noviembre “la actividad económica en general se debilitó en todos los distritos de la Reserva Federal desde el último informe”.

Pese a una nueva jornada colmada de noticias que presagian una recesión cada vez más difícil de atajar, las bolsas aguantaron el tipo el miércoles, con tímidas alzas en Europa y Estados Unidos.

La crisis económica provocó un nuevo desplome de los precios del crudo en Londres, que a media jornada se colocaron por debajo de los 45 dólares el barril, por primera vez desde febrero de 2005, ante los crecientes temores de una contracción de la demanda.

En Nueva York, el barril de West Texas Intermediate terminó en 46,79 dólares, en baja de 17 centavos, mientras en Londres, Brent cerró en 45,44 dólares, al igual que la víspera.

Los 15 países de la zona euro y Gran Bretaña aguardaban sendas decisiones el jueves del Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra, que podrían recortar sus tasas de interés, dando oxígeno a las economías nacionales.

También el jueves, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, desvelará un paquete de 20.000 millones de euros (25.000 millones de dólares) considerado vital para la industria del automóvil, el consumo y la vivienda.

Uruguay anunció el miércoles medidas para “amortiguar” el impacto de la crisis, con estímulos a las inversiones y apoyo a los sectores productivo y exportador, aunque descartó una recesión para 2009, proyectando un crecimiento del PIB de 3%, contra un 10,5% en 2008.

Pendiente de un hilo, el futuro del sector automovilístico en el mundo depende cada vez más de los gobiernos, conscientes de que su colapso dejaría a millones de trabajadores sin empleo.

La Casa Blanca se mostró abierta a la idea de una ayuda a los fabricantes de automotores que vaya más allá de los 25.000 millones de dólares, mientras General Motors (GM), Chrysler y Ford piden hasta 34.000 millones de dólares para escapar a la quiebra.

“Creo que tenemos que estudiar los planes y ver lo que puede ser apoyado por nosotros para que esas compañías puedan avanzar. Hemos dicho que queremos tratar de ayudar a los fabricantes de automotores”, dijo la portavoz Dana Perino.

Previamente, el portavoz presidencial, Tony Fratto, había declarado que la Casa Blanca se tomaría “algún tiempo” para examinar atentamente los planes de reestructuración de los tres gigantes del automóvil elaborados con la esperanza de obtener ayuda estatal.

El sindicato de la industria automotriz (UAW) se declaró dispuesto a hacer concesiones significativas para ayudar a rescatar a los tres grandes fabricantes estadounidenses, General Motors, Ford y Chrysler, cuyas ventas domésticas fueron calamitosas en noviembre en Estados Unidos.

También en Alemania, las ventas de autos se desplomaron un 18% en noviembre y el declive se acentuará en 2009, anunció la VDA, principal federación del sector.

En Brasil, las matriculaciones de nuevos vehículos en noviembre cayeron 30% comparadas con el mismo periodo de 2007, informó la federación Fenabrave.

La crisis, que al estallar barrió a grandes entidades financieras, se extiende ya a una mayoría de sectores.

La degradación del mercado laboral se aceleró en noviembre en Estados Unidos, donde el sector privado suprimió 250.000 empleos, tras haber perdido 179.000 en octubre (cifra revisada al alza), según un estudio de la firma de recursos humanos ADP.

El grupo italiano de telecomunicaciones Telecom Italia anunció un plan que incluye el recorte de 4.000 empleos suplementarios en Italia en el periodo 2009-2011, que se suman a las 5.000 supresiones anunciadas en junio pasado.

Y la primera compañía aérea española Iberia, en negociaciones para fusionarse con la británica British Airways, prevé suprimir 1.000 empleos entre su personal de tierra, según el diario económico Cinco Días.

La actividad del sector de servicios en la Eurozona retrocedió más de lo previsto en noviembre, indicó un estudio del grupo de investigación Markit, que lo situó en 42,5 puntos, frente a 45,8 puntos en octubre.

En Estados Unidos, el mismo índice reflejó una caída neta en noviembre, a 37,3 puntos, contra 44,4 puntos en octubre, según el estudio confeccionado por los directores de compras del sector.

La avalancha de noticias inquietantes no impidieron a las bolsas mantenerse al alza.

La Bolsa de Nueva York terminó en neta alza una sesión indecisa en la que el mercado buscó una dirección entre datos económicos negativos y el interés por algunos sectores: el Dow Jones ganó 2,05% y el Nasdaq 2,94%.

Las bolsas latinoamericanas cerraron en alza: la de Sao Paulo, subió 0,85%, Buenos Aires 1,93% y Bogotá 2,06%.

En Asia, Tokio cerró con una subida de 1,79%, Shanghai se disparó 4,01% y Hong Kong, 1,36%.

Entre las europeas, Fráncfort avanzó al cierre 0,78%, Londres 1,14%, París 0,44% y Madrid 0,51%.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: