Alza de emergencia a salarios

 

 

Afirmó un rechazo rotundo del gobierno federal a las voces que piden salarios de emergencia para paliar la carestía que se ha desatado, a raíz del desplome de los mercados financieros del mundo.

“Salarios de emergencia y control de precios, me recuerdan las condiciones de la crisis de los ochentas que llevaron a la inflación a más del 160%”, expresó Javier Lozano Alarcón, en la comparecencia ante la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Diputados.

El titular del Trabajo expresó que la política federal ante una modernización del marco jurídico de las relaciones laborales es de que no se modifique el artículo 123 constitucional, toda vez de que este precepto garantiza los derechos de los trabajadores.

Y en ese sentido manifestó que debe acabar la elusión y violación de la ley que ocurre en la subcontratación del trabajo.

Así como la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (CNSM), en agosto pasado señaló su posición de que no es conveniente ni oportuno un incremento a las remuneraciones vigentes desde el primero de enero pasado, la Secretaría del Trabajo recomienda que las revisiones contractuales se conduzcan con cautela y estudien la aplicación de este criterio.

Lamentó que se hayan caído las expectativas de generación de empleos del gobierno del Presidente Felipe Calderón, como efecto de la recesión mundial; fue insistente en su preocupación por los impactos sociales que tendrá la disminución, al momento, del 12% de la captación de remesas de migrantes, particularmente en las zonas expulsoras de mano de obra.

Sobre la repatriación de trabajadores migratorios, procedentes de Estados Unidos, el secretario del Trabajo consideró que los flujos humanos de retorno, de miles de personas, no se dispararán a niveles extraordinarios. Por tanto será posible atender en la frontera los mexicanos de vuelta a casa y brindarles orientación para que obtengan un empleo, así como una ayuda de única vez. No es un seguro de desempleo, aclaró.

La comparecencia de Lozano Alarcón, en el marco del análisis del Segundo Informe del Presidente Felipe Calderón, consumió parte de las dos horas y media de duración a cuestionamientos sobre la tragedia de la mina de Pasta de Conchos, ocurrida en febrero de 2006.

Lozano Alarcón planteó que el gobierno de la república hará en este caso lo que sea humana y técnicamente posible.

Los deudos de las 63 víctimas exigen el rescate de los cuerpos. El intento es riesgoso y no se hará a costa de vidas de rescastistas, señaló el funcionario federal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: